Rehenes. El amor se va, los hijos quedan

El desafecto y la desfachatez invaden el seno de una pareja al fingir su convivencia

La comedia costumbrista es el reciente desafío del creativo publicitario Damián Kepel, como director y dramaturgo. La trama nos presenta como una pareja ya desecha trata de simular que siguen juntos para no acomplejar lo único que aún los une de alguna manera, su amado hijo.

Con mínimos recursos escenográficos, se logran distintos ambientes. La puesta se sostiene gracias a las buenas interpretaciones de todo el equipo de actores. Pero la dinámica en la obra es aletargada con extensivas transiciones y pausas en el texto que no suman al nudo de la pieza. Romina Tischelman, increíble en sus composiciones. Romina Pinto, sobresale por su naturalidad y su histrionismo en los momentos de mayor tensión dramática y comicidad. Y Matías Hynes, certero en el rol de apasionado y rebelde padre de familia.

En resumen, pese a una fallida dinámica, las buenas actuaciones y el acertado texto permiten que las emociones trasciendan al exponer un crisol de temas familiares a tratar cuando las parejas se disuelven y lo único que los une es su descendencia.

Actúan: Matías Hynes, Romi Pinto, Romina Tischelman, Hernán Bongiorno y Juan Denari.

Dirección: Damián Kepel

Funciones: viernes 21.30 hs

Teatro La comedia, Rodríguez Peña 1062, CABA

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...