Ultracavitación, una alternativa no quirúrgica a la liposucción

Representa una opción menos invasiva para desgrasar zonas del cuerpo

No hay que esperar que llegue para ir pensando en mejorar alguna parte del cuerpo. Ya sea para estar más cómodo, sentirse más seguro o elevar tu autoestima. Con seguridad hacer actividad física en forma regular -sobre todo si es al aire libre- es el mejor secreto para mantenernos en buen peso y sentirnos bien. Y así, sentimos los músculos más fuertes y tonificados. Pero a pesar de la dieta y los agotadores ejercicios abdominales, estos no se ven y apenas se han marcado.

¿Por qué será? Estamos diseñados para acumular reserva energética desde hace miles de años. No siempre abríamos la heladera y teníamos comida a nuestro alcance. Por eso el cuerpo deposita grasa en el abdomen, brazos, pantalón de montar y otras zonas depende nuestra genética. Y quizá se te pase por la cabeza realizarte una cirugía, pero no todos pueden afrontar el hecho de entrar a un quirófano. Pero también hay algunos procedimientos que, si están bien indicados, nos puedan dar una ayudita extra.

A menudo los pacientes se preguntan si hay alguna manera de obtener los resultados de la liposucción sin cirugía. Afortunadamente, los avances substanciales en el campo del contorno corporal han permitido la creación de nuevos procedimientos no quirúrgicos de liposucción que ofrecen buenos resultados en un periodo breve de tiempo. Son varias alternativas a la liposucción, entre ellas “Ultracavitación”.

Un tratamiento que se puso muy de moda en los últimos años y que probablemente escucharon nombrar. Llamado también "liposucción sin cirugía" porque promete eliminar los depósitos de grasa -precisamente sin una intervención quirúrgica-, mejorar el aspecto de la piel de naranja, reducir el volumen corporal y, como plus, darle a la piel tonicidad y firmeza. Pero no todo es para todos y no a todos nos funcionan los mismos tratamientos.

Primero lo primero. ¿En qué consiste la ultracavitación? Se trata de un procedimiento no invasivo que permite tratar la celulitis y reducir el volumen corporal. Mientras el cabezal rueda por la piel previamente preparada con gel conductor, se siente una ligera sensación de calor. La sesión dura 30 minutos en una zona de tamaño mediano como un abdomen y 45 o 50 minutos en áreas más extensas como los muslos, la cola o las piernas. Inmediatamente después se hace un drenaje intenso a través de masaje manual durante un mínimo de 10-15 minutos, y se puede utilizar electrodos en la zona, para elevar más el torrente linfático, además de sumar tonificación dicha región. La frecuencia indicada, por lo general, es de una sesión por semana.

¿Cómo funciona? "La ultracavitación es un tratamiento reductor que consiste en generar micro-burbujas en la célula adiposa para que ésta se rompa y pueda ser eliminada por el cuerpo. Reductor no es sinónimo de bajar de peso, sino de modelar el cuerpo. Por eso el procedimiento es ideal para adiposidad localizada en áreas rebeldes que no han bajado con ejercicio y alimentación saludable. La grasa quemada debe ser utilizada por el organismo y esta es la razón por la que es necesario realizar actividad física para ver resultados". Como ven...no hay recetas mágicas y el dúo mágico es hacer actividad física más sumar una alimentación saludable.

¿Y dónde va a parar la grasa de la célula adiposa que se destruye? "Los triglicéridos liberados después de la cavitación son absorbidos lentamente mediante una combinación de procesos metabólicos y transferidos a la circulación sistémica, es decir que pasan a formar parte de los líquidos circulantes. El destino de cada triglicérido va a ser variado: algunos serán reciclados, pero otros, los que el cuerpo no necesite, serán eliminados mediante diferentes procesos". Por eso es tan importante beber abundante cantidad de líquidos mientras estás realizando un tratamiento de este tipo. Con una ingesta adecuada ayudás a tu organismo a que elimine los desechos con mayor facilidad. ¿Y cómo lo hace? Principalmente a través de la orina y el sistema linfático.

¿Conviene hacer un tratamiento de este tipo si hay algunos kilos de más o sobrepeso? Los expertos aconsejan primero bajar de peso y luego complementar el plan nutricional y la actividad física con la ultracavitación. Hay que recordar que es un procedimiento modelador pero no para bajar de peso. Por eso "suele indicarse como complemento a una dieta de descenso de peso, para colaborar con las áreas de mayor adiposidad, y asociando el tratamiento con hábitos de alimentación saludables y ejercicio físico.

Para mantener la figura y la eficacia del procedimiento se aconseja tomar conciencia de un cambio de hábitos, ejercitarse y mantener una buena alimentación balanceada.

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...